El drama del suicidio adolescente en la Argentina

Ricardo Rufino  mir1959@live.com.ar

El suicidio adolescente está creciendo y convirtiéndose en un flagelo de difícil resolución en la Argentina.

Un informe del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, determinó que el trastorno bipolar figura en primer lugar como  causa del intento de suicidio (50 por ciento), seguida por la depresión y los trastornos de ansiedad.

El estudio sobre criterios de internación en suicidio adolescente que se llevó a cabo durante 2007 y 2008 en los servicios de Salud Mental de los hospitales “Lucio Meléndez” de Adrogué, “Evita” de Lanús y “Santamarina” de Esteban Echeverría, fue premiado el mes pasado en el marco del XIIº Congreso Argentino de Neuropsiquiatría, organizado por la Asociación Neuropsiquiátrica Argentina.

La estadística verdaderamente original reveló que la franja de edad de entre 17 y 21 años es la más afectada, en el registro de los casos considerados.

La muestra reveló además, que el método más frecuentemente utilizado fue la intoxicación con psicofármacos, seguido por la auto-agresión con armas blancas y el intento de ahorcamiento.

Silvia Bortz, jefa del servicio de Salud Mental del hospital Evita de Lanús, intentó indagar sobre las posibles causas de este auténtico drama que afecta a tantas familias argentinas. Argumentó que “en los adolescentes se produce una crisis de desarrollo con componentes hormonales, físicos y emocionales que les genera mucho miedo y desconcierto y, por lo tanto, los convierte en mucho más vulnerables”.

Los especialistas agregaron, además, que el desencadenamiento de las patologías psiquiátricas como la esquizofrenia, los trastornos de personalidad, la bipolaridad o la depresión suelen ocurrir durante la adolescencia, y “esto suele verse exacerbado cuando existe un contexto de ausencia o falta de contención en el núcleo familiar, al que suele sumarse el consumo de sustancias psicoactivas”, concluye el comunicado de la cartera sanitaria de la provincia argentina número uno.

Al tomarse el trabajo de recorrer Internet, uno descubre que  sustancias psicoactivas son aquellas que tienen impacto sobre el sistema nervioso central (SNC) y modifican su funcionamiento. Es el caso del alcohol,  tabaquismo, marihuana,  cocaína y drogas farmacológicas.

Ahora bien, la conclusión del informe del Ministerio habla de un punto que, a mí entender, es clave para comprender esta problemática: esto es, contexto de ausencia o falta de contención en el núcleo familiar.

La República Argentina experimentó virulentas crisis económicas en los últimos 40 años. Desde 1970 a la fecha, el muestrario comprende hiperinflaciones, cambios de moneda, desindustrialización, destrucción de las economías regionales, desocupación, crecimiento de la pobreza y la indigencia, urbanización desproporcionada por el abandono de las fértiles zonas rurales por parte de gran cantidad de pobladores, etc.

Estas circunstancias repercutieron directamente en lo social. En nuestro país abundaron los divorcios y las parejas desintegradas y las ciudades argentinas presentan infinidad de departamentos y casas ocupados por una madre y uno, dos o tres hijos, sin la presencia del padre. Y eventualmente también con el padre y su/s hijos, sin la madre. Ahora este estudio del Ministerio de Salud bonaerense pone sobre el tapete a esta cadena de destructuración familiar, y nos muestra con crudeza cuáles fueron las principales víctimas de la misma: los adolescentes. Que en plena etapa de formación y de consolidación de sus personalidades requieren un grupo familiar sólido y constituido, como basamento de las mismas.

Anuncios
Published in: on 13 octubre, 2010 at 22:28  Comentarios desactivados en El drama del suicidio adolescente en la Argentina  

¿Cómo está la causa sobre el peor atentado ocurrido en Argentina?

 Ricardo Osvaldo Rufino  mir1959@live.com.ar

El periodista Gerardo Rozin le realizó, durante la semana pasada, un muy interesante reportaje televisivo al fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman. Este transparentó su posición en la misma con toda claridad, la que quedó en evidencia en 2006 cuando presentó un extenso dictamen de 800 páginas.
Nisman en un relato pormenorizado afirmó que las autoridades que el gobierno iraní tenía en 1994 son los responsables del atentado. Explicó que durante la década del 80 se firmaron contratos entre Argentina e Irán por los cuales nuestro país le transfería tecnología nuclear, es más unos cuántos iraníes vinieron aquí a estudiar al Instituto Balseiro, una de las instituciones científicas de mayor prestigio académico de nuestro país. Esto era muy trascendente para el país asiático porque Alemania y Francia le habían cortado a Irán el suministro de tecnología de avanzada a causa de los líderes de la Revolución Islámica, habían modificado absolutamente las condiciones de intercambio con los países occidentales.

A comienzos de la década del 90, el gobierno constitucional encabezado por el presidente Carlos Saúl Menem decide, primero suspender esas transferencias y luego suspenderlas definitivamente, aparentemente, por presiones de Estados Unidos.
El 14/08/1993 se realiza una reunión clave en Irán, en la que participan cuatro personas de inmenso poder, entre ellas el presidente del país. Allí se decide el atentado a la AMIA, según Nisman, que se comete un año después, el 18 de julio de 1994. El atentado lo lleva a cabo el brazo armado de Irán: la agrupación Hezbollah.
Este dato coincide con lo que indica el autor e investigador argentino Walter Goobar, en su libro “El tercer atentado”: “Desde los primeros meses de 1993, agentes de los servicios de inteligencia iraníes o integrantes de las Brigadas Quds realizaron unas 70 misiones de reconocimiento en la Argentina. Según informes de inteligencia de varios países occidentales, el jefe de la base logística de las Brigadas Quds, Kamal Zare, estuvo dos veces en Buenos Aires y casi no visitó la embajada de Irán. Zare ingresó con un pasaporte común –no diplomático-, y permaneció tres días en la primera oportunidad y 45 en la segunda.

Nisman también dio un dato asombroso: dijo que gracias a los nuevos adelantos tecnológicos se logró comprobar, por la gran cantidad de entrecruzamiento de celulares, que en el momento del retiro de la Traffic del estacionamiento ubicado detrás de la Facultad de Medicina, el día del crimen, allí estaba presente Moshen Rabbani, agregado cultural de la Embajada iraní en la Argentina, personaje clave en esta historia, y que siempre se sindicó como el organizador intelectual de la fase local del atentado.
Ahora, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en un mensaje formulado ante la Asamblea de las Naciones Unidas,  acaba de ofrecerles a las máximas autoridades iraníes que el juicio contra los acusados se realice en un país neutral, donde los supuestos criminales cuenten con las mayores seguridades y garantías.

Al respecto, Nisman opinó en un reportaje escrito formulado por la revista “Veintitrés” que pese a que “este hecho ocurrió en la Argentina y debiera ser juzgado acá y por las leyes de nuestro país, nos encontramos con una situación inédita y es que hay un Estado que se encuentra emparentado con el terrorismo, que protege a terroristas, que los refugia en su país, que les da cargos públicos, que no los entrega y que no colabora con la investigación. No compartimos en absoluto los argumentos por los cuales los iraníes desconfían de la Justicia argentina.

 Ante esta imposibilidad por la actitud provocativa de Irán, en no querer entregarlos para que sean juzgados, la única alternativa que se vislumbra de poder crear una sentencia con respecto a esta gente es la posibilidad de un juicio en un tercer país. Entendemos que, como en toda negociación, las partes tienen que ceder un poco. En este contexto, como esta es una solución alternativa no prevista por nuestra legislación, es cuando se hace indispensable que los dos países presten su conformidad”.

El fiscal señaló también que el apoyo del Poder Ejecutivo es muy importante para la Justicia y que esta extensa causa, pese a que se han perdido muchas pruebas a lo largo de 16 años, cuenta con la ventaja de que se ha declarado imprescriptible, por lo que el tiempo ya no juega a favor de los autores del atentado.

Un conocido axioma del derecho penal señala que “Cuando el tiempo pasa es la verdad la que huye”. Esperemos, pese a esta premisa, que esta novedosa alternativa brinde las respuestas que la ciudadanía argentina espera y necesita, sobre el hecho más doloroso de su vida civil.

http://www.youtube.com/v/ok6eenabGTw?version=3

Published in: on 13 octubre, 2010 at 17:57  Comentarios desactivados en ¿Cómo está la causa sobre el peor atentado ocurrido en Argentina?